top of page

¿Naturales o producidas?

La pregunta del millón: ¿naturales o no? Y es que sin tapujos te preguntamos desde el inicio, porque para gustos los colores... ¿Cómo preferís tu contenido digital: publicaciones naturales o producidas de la mano de un profesional?, ¿o qué estabas pensando?



El contenido, y principalmente el marketing de contenidos, se ha convertido en la piedra angular del mundo digital, donde NO solo vendés tus productos y servicios, sino que creás conexiones emocionales con tu audiencia y, por ende, tu marca comienza a consolidarse.

 

Hoy, más que nunca, la creación de contenidos llegó para quedarse, no importa si tu marca está iniciando o está por convertirse en una multinacional, la creatividad debe estar a flor de piel siempre. Cada día tenés la oportunidad de crear experiencias desde tu realidad y optimizar tu contenido para que sea realmente atractivo y obtengás excelentes resultados.

 

Pero entonces dirás, “necesito saber, ¿qué es mejor, contenido natural o producido?”

 

La autenticidad viene de la esencia y la esencia de la marca solo vos la podés tener. El contenido natural es una poderosa herramienta con la que creás conexiones con originalidad, conexiones que van más allá de concretar una venta. Integrar fotos detrás de la creación de un producto, subir un video a tu historia con un paquete especial para una entrega, una foto de quiénes están detrás de tu marca o un pequeño live donde respondás a las inquietudes más frecuentes de tus clientes.

 

Con esto no estoy diciendo que solo debés agregar contenido generado por vos, la producción profesional tiene su cuota de poder si querés generar impacto. Contar con un contenido producido aportará calidad, credibilidad y resaltará la identidad de tu marca, incluso es una herramienta clave para la planificación de campañas o comunicar mensajes específicos.

 

Aliarte a un “socio de comunicación” deja en visto un nivel de calidad y percepción de una marca que realmente genera valor a sus usuarios en medio de un mar de competidores.

 

Y es que, hablando de usuarios, generar valor no solo crea autenticidad, sino una emoción genuina con ellos, tanto así que querrán recomendarte, y pues claro, ¡BINGO! si desean hacerlo.

 

¿Entonces hay que hacer de todo? 



El equilibro siempre es importante, esa es nuestra respuesta. Demasiado contenido natural puede generar una idea de desorganización y, por el contrario, una marca que solo genera contenido producido (porque la mayoría de nuestros clientes tienen exceso de contenido producido), lleno de fotos de stock, o peor “robadas” de Google, puede sentirse como una marca deshumanizada y distante de sus seguidores.

 

Ahora, es importante que aclaremos algo, con contenido no solo nos referimos a una imagen promocionando tus servicios o productos, esto incluye artes, fotografías, videos grabados o en vivo… Cualquier contenido que venga a tu mente. Un equilibrio perfecto al combinar estos formatos y por quienes son creados (siempre de la mano de la autenticidad), es esencial para una estrategia exitosa.

 

En un mundo digital de constante evolución, la coherencia de marca es clave para construir confianza y destacar en un entorno tan competitivo, por eso tené siempre presente estos pasos para potenciar y distribuir estratégicamente tu contenido en redes sociales:

  1. La autenticidad a través de tu propio contenido.

  2. Mejorá la percepción de tu marca aliándote a un socio de comunicación.

  3. Siempre sí al equilibrio entre el contenido natural y producción profesional.

  4. Creá experiencias gracias a la diversidad de formatos que te ofrecen las redes sociales.

  5. Consistencia en tu identidad de marca.

 

Encontrar la mezcla perfecta no solo hace que el contenido de tu marca llegue a las personas correctas, sino que se fortalezcan las relaciones marca – audiencia en el momento correcto.



¿Y cómo saber cuándo es el momento correcto? Aquí te comparto a manera de ejemplo cuatro momentos en los que una publicación natural tiene poder:

  • Una queja o situación que compromete la reputación digital: un “en vivo” con un director o persona encargada explicando y aclarando.

  • Una apertura de un local o tu consultorio: fotos naturales, solo con el logo como sello, mostrando sin filtros este nuevo espacio.

  • Una capacitación o presencia en feria: un video corto que muestre el lugar e invite a conocer más del tema que estás contando.

  • Un detrás de cámaras de un nuevo proyecto como expectativa para que tu audiencia espere más detalles.

 

Y además tres ocasiones en los que deberías tener una publicación producida como los grandes:

  • Contactos o/y horarios: un post que muestre con facilidad estos datos y que esté impregnado de branding.

  • Explicación de un nuevo producto o servicio: idealmente con fotos que muestren todo el potencial del servicio.

  • Consejos y recomendaciones: cuando muestras tu cara profesional, desde la producción y edición del video o imágenes, empezás a dar credibilidad a lo que estás compartiendo.

 

Ahora teniendo más claridad, planificá tu próxima estrategia, pensá: ¿cuál enfoque le he dado a mi marca? ¿Solamente publico yo de vez en cuando o, por el contrario, el contenido producido y frío ha sido mi batuta? ¿Qué debo hacer?



Si tu respuesta es mejorar la estrategia de contenido, te aplaudimos, ¡adelante! Si tenés dudas de cómo empezar y elevar tu comunicación podés escribirnos: https://wa.me/50683718158, estamos seguros de que tenés algo bueno que contarle al mundo y podemos ayudarte.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page